Responsabilidad por accidente en la vía pública

La necesidad de acreditar los hechos y su conexión con el mal estado de la vía dificulta que prospere la reclamación de responsabilidad al Ayuntamiento en ausencia de testigos

Responsabilidad por accidente en la vía pública

La reclamación de responsabilidad a un ayuntamiento por el perjuicio sufrido a consecuencia de un accidente en la vía pública por culpa del mal estado de la misma (caídas, golpes, contusiones), se encuentra en muchas ocasiones con la dificultad de no contar de más pruebas que la mera denuncia presentada por el perjudicado ante la policía y las fotografías del estado de la vía que se hayan podido realizar, si no existen testigos presenciales de los hechos,

Se planteará el perjudicado si bastará con su simple testimonio para hacer valer que el hecho se produjo tal y como relata. Téngase en cuenta además que debe probar que lo ocurrido es consecuencia del mal funcionamiento del servicio público y no por otras circunstancias, como ir mirando el móvil, por ejemplo.

Y, efectivamente, la prueba, en principio, recae en quien reclama ser resarcido de los daños que se le han ocasionado. Y para ello el reclamante puede acudir a cualquier medio de prueba admisible en Derecho, principalmente el interrogatorio a las partes y testigos.

Si no se cuenta con ellos, es posible que el instructor del expediente abierto al efecto proponga como prueba el interrogatorio del denunciante, pero como parte y no como testigo; y tal vez no sea suficiente si no hay más pruebas, ya que se considera que su testimonio no le es perjudicial.

El reclamante en todo caso debe aportar el informe médico de valoración económica de la lesión, sin perjuicio del derecho de la Administración a contradecirlo en fase de prueba mediante informe de su compañía aseguradora de responsabilidad civil.

Si usted ha sufrido un perjuicio patrimonial del que pudiera derivarse la responsabilidad de la Administración nuestros profesionales pueden exigir las responsabilidades correspondientes para el resarcimiento del daño causado

 

 

 


Suscríbase a nuestra newsletter